El resveratrol y la quercetina, moléculas presentes de forma natural en la uva y el vino, han demostrado, entre otros efectos beneficiosos para la salud, cierta capacidad para reducir la grasa corporal.

El grupo Nutrición y Obesidad de la Universidad del País Vasco (UPV), integrado en el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn), ha publicado los resultados de una nueva investigación que ha mostrado que la administración de una combinación de resveratrol y la quercetina induce un efecto conocido como «marronización» del tejido adiposo blanco.

Este efecto, además de otros observados en este mismo experimento, podría justificar y, por tanto, contribuir a la reducción de peso y grasa corporal.

Ref: J Physiol Biochem. 2015 Apr 1